Ruta por Monegros 2

Compartir
Vota:
La laguna de Sariñena- La laguna de la Playa

Situada en la Depresión del Ebro, la comarca de los Monegros comprende territorios que comparten unas características climáticas, geológicas, biológicas, antropológicas y culturales propias. Al no existir unos límites claramente definidos, éstos varían según autores; con objeto de identificarlos fácilmente, y coincidiendo en gran medida con el sentir de la población, podemos considerar integrantes de esta comarca a las tierras situadas al sur de los Llanos de la Violada y el Somontano, y limitadas por los ríos Gállego al oeste, Ebro al sur y Cinca al este.

Un paisaje básicamente horizontal, atravesado de NO a SE por la sierra de Alcubierre, que tiene su máxima altura en los 822 m. del Monte Oscuro. La presencia de algunas muelas y cerros testigo y un clima semiárido, con escasas precipitaciones y altas temperaturas estivales, son las señas de identidad de un territorio con apariencia variable según la época del año en que lo visitemos; así, mientras en primavera las grandes extensiones cultivadas ofrecen a nuestra vista el aspecto de una interminable pradera salpicada de amapolas, es en verano cuando un paisaje dominado por todas las gamas del ocre al blanco, con una vegetación de tonos oscuros, puede presentar en muchos de sus rincones el aspecto de un verdadero desierto.

La horizontalidad y geología del terreno, unidas a la aridez del clima, han condicionado una mala estructuración de las redes de drenaje y la consecuente aparición de numerosas lagunas, saladas y balsas que, en su conjunto, conforman el complejo endorreico más importante de Europa. La singularidad de estas zonas húmedas, junto con las comunidades de animales y vegetales que albergan, constituyen unos de los principales atractivos ecológicos y naturales de los Monegros; son suficientes elementos de interés para justificar una visita a esta comarca aragonesa. La laguna de Sariñena y la laguna de la Playa, dos de los espacios húmedos más emblemáticos de Monegros, serán el principal objeto de nuestro recorrido.

LA LAGUNA DE SARIÑENA

La implantación de los nuevos regadíos ha cambiado drásticamente el aspecto de amplias extensiones del paisaje monegrino. Los grandes aportes de agua, que llegan por los canales de riego, han variado el balance hídrico de algunas de estas lagunas endorreicas de carácter salino, que han pasado a ser lagunas exorreicas de agua dulce, produciéndose la consecuente variación de los ecosistemas que albergaban. El mejor ejemplo de este tipo de humedales es sin duda la laguna de Sariñena.
Situada a 800 m. al oeste de Sariñena, con una superficie de 206 Ha. y un perímetro próximo a los 8 kms., es una de las diez lagunas más grandes de España. Declarada Refugio de Fauna Silvestre, reúne unas excelentes condiciones para la reproducción, invernada y paso de las aves acuáticas, que hacen de ella el mejor lugar de Aragón para la observación de estas aves, de las que podremos observar más de cien especies, entre las que cabe citar: somormujo lavanco, cormorán grande, avetoro, garza real, garza imperial, garceta grande, ansar común, pato cuchara, pato colorado, aguilucho lagunero, cigüeñela, águila pescadora, tarro canelo,...



LA LAGUNA DE LA PLAYA

Esta depresión formada en las calizas, margas y yesos del Mioceno es, con una superficie próxima a las 200 Ha., la laguna más grande del complejo Bujaraloz-Sástago. Hasta hace unos 20 años aún funcionaban en ellas unas antiguas salinas de las que podemos contemplar algunas construcciones deterioradas, como el palacio de los condes de Sástago o el cuartel de los soldados que custodiaban la sal.

Su principal atractivo biológico lo constituye un singular ecosistema que ha variado muy poco durante millones de años, que conserva un ambiente similar al que debió existir durante el Mioceno en gran parte de la cuenca mediterránea. Aquí encontraremos plantas como Riella notarisi, declarada en peligro de extinción, o el crustáceo Eucypris aragonica, endémico de estas saladas. Podremos ver aves esteparias como la ortega y la ganga, y en época de migración aves acuáticas como tarro blanco, pato cuchara, ánade rabudo,...


EL RECORRIDO

Proponemos un itinerario que, atravesando la comarca de norte a sur por su eje central, nos permite obtener una idea muy aproximada de cómo son el paisaje, la naturaleza y las gentes de esta parte de Aragón.

Después de visitar la laguna, y tras reponer fuerzas en alguno de los numerosos bares y restaurantes de Sariñena, tomaremos la carretera A-230 con dirección a Caspe, pasaremos por paisajes y pueblos tan monegrinos como Pallaruelo, Castejón, La Almolda y Bujaraloz. Tras pasar este último, cogeremos la bifurcación de la carretera de Sástago, y tras 7.5 kms. aparecerá a nuestra izquierda la laguna de la Playa. Tras visitar esta laguna seguiremos nuestra ruta por la carretera de Sástago, que atraviesa entonces un terreno salpicado de saladas, para llegar al fin de nuestro recorrido contemplando el impactante paisaje del límite sur de los Monegros con el Ebro a sus pies.


AYUNTAMIENTO DE SARIÑENA - Plaza España, 1 - 22200 Sariñena (Huesca) Tel. 974 570 900 - Fax: 974 571 190 - aytosarinena@monegros.net


Siguenos en: Agreganos a tus RSS
  • Diputación de Huesca

AYUNTAMIENTO DE SARIÑENA - Plaza España, 1 - 22200 Sariñena (Huesca) Tel. 974 570 900 - Fax: 974 571 190 - aytosarinena@monegros.net