Ruta por Monegros 1

Compartir
Vota:
Sariñena - San Juan de Flumen - La Cartuja de Monegros - El Monasterio de La Cartuja de las Fuentes - Lanaja - Ermita de San Caprasio - Alcubierre - Leciñena - Perdiguera - Farlete - Monegrillo - Refugio de Miramont - Castejón de Monegros

SARIÑENA

Núcleo más importante de la comarca natural de los Monegros. Importante centro comercial, abastece de los principales servicios a los pueblos de la zona. Esto se ha acentuado en los últimos años gracias a la creciente implantación de recientes sistemas de regadío, siendo la agricultura la principal fuente de ingresos de la villa.

Destaca también Sariñena por su magnífica laguna de origen endorreico, la segunda en importancia de Aragón, refugio de multitud de especies.

En la población sobresalen edificios de tradición y fisonomía aragonesa, tales como la ermita románica de Santiago, levantada en el siglo XIII en el barranco del Gallo, sobre el río Alcanadre. Cada 15 de mayo llega hasta allí la romería presidida por la Virgen de las Fuentes y escoltada por los danzantes.

Sariñena celebra sus fiestas mayores el día 2 de septiembre en honor de San Antolín.

Hemos de destacar la iglesia parroquial construida a partir de un proyecto arquitectónico del arquitecto Agustín Sanz, a finales del s. XVIII, pero que llevó un lento proceso posterior de construcción, con modificaciones realizadas por los arquitectos Vicente Gracián y Antonio Vicente.

Se trata de un ejemplo de arquitectura neoclásica aragonesa que, de haber mantenido el purismo del proyecto inicial con toda fidelidad, hubiera dado pie a una magnífica obra.


SAN JUAN DE FLUMEN

Su denominación es debida al barranco sobre el que está ubicado, el barranco de San Juan, y por estar cerca del río Flumen.

Su nacimiento llegó de la mano del Plan de Riegos de Monegros en su primera fase, construido en la década de los 50; se trata de un pueblo de colonización dependiente del municipio de Sariñena, del que dista 6 kilómetros.

Cabe destacar el pantano, ubicado a 300 metros del sur del pueblo, que recoge el agua sobrante de los riegos, un importante foco de encuentro para los amantes de la pesca y piragüismo.

Las fiestas patronales son el 29 de agosto en honor a San Juan Bautista.


LA CARTUJA DE MONEGROS

Como San Juan de Flumen, nació en la década de los 50 como consecuencia del ya citado Plan de Riegos, que transformó gran parte de la comarca. Dista 8 km. de Sariñena. Su nombre es tomado de La Cartuja de las Fuentes, situada en las proximidades, y las fiestas patronales son el 6 de octubre, celebradas en honor a San Bruno.

EL MONASTERIO DE LA CARTUJA DE LAS FUENTES

Sólo es posible visitarlo el 15 de mayo. Monasterio fundado por los condes de Sástago en 1507 y ocupado por monjes cartujos.

Posee las dependencias necesarias para la vida allí, lo cual incluye la iglesia de cruz latina y estilo grecorromano neoclásico.

Hablamos de desornamentación y sencillez, para la mayor parte de las dependencias, debido a la austeridad de la Orden y la falta de recursos materiales; sin embrago, también hay ricos lugares, ornamentalmente hablando, como la sacristía, el claustrillo, las capillas o la fachada, perteneciendo al barroco moderado o clasicista. Aún cabe admirar la decoración mural, tanto de la iglesia como del claustro, de impresionante ejecución, cuya autoría es debida a Fray Manuel Bayeu.


LANAJA

Villa de unos 1.600 habitantes, cuyo Ayuntamiento comprende Cantalobos y Orillena. Está asentada junto al barranco de las Paúles, en la ladera de un cerro, donde posiblemente hubiera fortificaciones árabes. Su iglesia parroquial, situada a media ladera, tiene un túnel subterráneo que supuestamente la unía con la fortificación del cerro.

Cerca del pueblo, en el Monte Oscuro, se ha procedido a repoblar en torno a los restos del castillo de Montoro. Las fiestas mayores son el 21 de septiembre y en ellas se puede ver el dance.



ERMITA DE SAN CAPRASIO

En el extremo meridional de la sierra de Alcubierre, punto orográfico de referencia de los Monegros Centrales desde Bujaraloz, San Caprasio, a más de 800 m. hacia el norte, y la Virgen de Herrera hacia el sur. Desde allí se puede contemplar Monte Oscuro.


ALCUBIERRE

Asentado en la ladera de la sierra lleva su nombre, es el límite de la provincia de Huesca si tomamos como referencia la carretera comarcal que une Zaragoza y Sariñena. Debido a la proximidad de la sierra, hoy repoblada con pinos, es sobre todo un lugar de leyendas, como la del famoso bandido "Cucharacha", y de otras más tristes acontecidas durante la Guerra Civil.

En Alcubierre se puede visitar la torre mudéjar, datada del s. XVI avanzado, y que recuerda en su forma a los alminares musulmanes. Posee tres cuerpos escalonados, huecos en el interior, adosadas las escaleras al muro. Son de planta cuadrada y van decreciendo progresivamente en anchura y altura. La parte baja de la torre queda abierta a la iglesia y así puede utilizarse como coro alto y sotocoro. El último cuerpo es de muy escasa altura y ochovado; éste, junto con el chapitel del remate, corresponden a una ampliación barroca.

Decorativamente, hablamos de paños ornamentales a base de ladrillo resaltado, con predominio de rombos y esquinillas.

También hemos de destacar la iglesia, cuya cronología corresponde a la segunda mitad del s. XIV si hablamos de la ejecución de los dos tramos de la cabecera, pero son del s. XVI las dos capillas laterales del segundo tramo, la ampliación de la nave, y la torre que se alza a sus pies. También hay muros recrecidos en la iglesia fechados en las primeras décadas del s. XVII.


LECIÑENA

Más de 1.500 habitantes, un cuarto menos que hace cincuenta años, y con balsas en el monte, una de ellas la llamada de Zuera, limitando el término de este pueblo. No se conocen restos arquitectónicos, pero el topónimo es de origen romano y el sufijo -ena se refiere a la finca rústica de un personaje, seguramente de Licinius. Su parroquia es de la misma época y tiene la misma advocación y forma arquitectónica que la de Perdiguera, aunque añada columnas sustentadas reforzadas por muros entre contrafuertes y una torre mudéjar de planta cuadrada y dos cuerpos. A las afueras, y en la cumbre de un monte de 547 m., la ermita de la Virgen de Magallón, a la que se reza cantando por seguidillas, en las que se describe el gozo de los pueblos cuando "la Virgen vino por aquel cerro" huyendo de actos sacrílegos en su lugar de origen; estaba ubicada en la ermita de Santa María de la Huerta en Magallón, de ahí el nombre que quedaría finalmente; las seguidillas son bailadas el día 15 de marzo en Leciñena.

Esta ermita fue creciendo poco a poco en tamaño e importancia, llegando a su máximo esplendor en el siglo XVIII, fecha en la que se construyó la hoy desaparecida sacristía y se procedió a la ampliación del templo. Sin embrago, tanto la Guerra de la Independencia como la civil española, generaron el estado ruinoso que hoy muestra el santuario debido a su situación estratégica para la contienda bélica, aunque hemos de destacar el laborioso empeño de reconstrucción que se está llevando a cabo. La nueva imagen que hoy se venera fue elaborada en el taller de los hermanos Albareda.


PERDIGUERA

A 437 m. de altura y con un núcleo de poco más de 500 habitantes, casi la mitad de los que tenía hace medio siglo. En la lejanía se alza el Monte Oscuro iniciando la sierra de Alcubierre y punto culminante del monte de Perdiguera, con sus 822 metros de auténtico valor ecológico, donde coexisten en perfecta armonía el pinar, el matorral, la estepa y el cereal con su peculiar fauna. También allí encontramos los restos de un poblado medieval (Asteruelas) de los s. XI-XV, con restos de ermitas, edificios y la peculiar forma de convivir con el bosque: preservando el medio.

La tierra es aún de campos trigueros que se levantan hacia Leciñena. El topónimo habla de la riqueza de perdices del monte y de restos arqueológicos romanos.

El edificio más singular del núcleo es su iglesia, cuya base tiene restos de una antigua torre de origen quizá visigótico, siendo de un mudéjar tardío el resto de la construcción. Se observa su construcción en varias fases y su consiguiente elevación de alturas. Se construyó un salón de arcos encima de la nave, lo que obligó a elevar la torre en aras de guardar las dimensiones del conjunto; se construyó en 1496.

Otro edificio singular es el Ayuntamiento, de fines del s. XIX. con arcos en los porches de ladrillo aragonés. Hemos de señalar el proyecto de ejecución del Parque Cultural de Perdiguera.



FARLETE

A 413 m. sobre el nivel del mar, con casi medio millar de habitantes, perdió su antigua iglesia en la Guerra Civil. Queda la antigua parroquia de San Juan Bautista y la ermita de la Virgen de la Sabina, barroca, con dedicación claramente referida al árbol típicamente monegrino, porque la santa imagen se apareció a un pastor sobre una sabina en el sitio donde estuvo y hoy está su ermita; decimos estuvo porque la actual está construida aprovechando la edificación de una anterior, primitiva, de estilo gótico urbano aragonés. La nueva ermita es el conjunto monumental edificado en el s. XVII, compuesto por atrio, templo, camarín, cripta y sala capitular. Anexa al conjunto, se construyó una vivienda para el sacerdote y devotos forasteros que quisieran pernoctar.

A unos cinco kilómetros de distancia, en dirección a la sierra de Alcubierre y en su cumbre más elevada, existen unas cuevas donde se edificó la ya nombrada ermita de San Caprasio, ocupada en época reciente por los "Hermanitos de Jesús", y hoy visitada por personas que quieren buscar la soledad y la paz interior en el lugar.


MONEGRILLO

Lugar de la provincia de Zaragoza, situado al pie de la sierra de Alcubierre. Paisaje ocre y arcillano, monte raso en su totalidad, aunque hay varias balsas, la de San Benito y de Fortiz en los alrededores, y hay un pequeño manantial de aguas sulfato-sódico-magnésicas llamado Pozo del Baño. El núcleo urbano se ennoblece con algunos edificios de sólida construcción y buena apariencia, como sucede con las casas de Rocañi y el Pan y el Vino. La plaza es amplia y rectangular y en ella se alza la iglesia parroquial de la Asunción, que era de estilo barroco, pero fue reconstruida tras la Guerra Civil. A una hora de camino del pueblo está la ermita de San Benito, a donde van de romería el domingo siguiente de Pascua de Resurrección. Las fiestas patronales son los días 25 y 26 de julio, en honor a Santiago y Santa Ana.


REFUGIO DE MIRAMONT

Ubicado en el término de Pina de Ebro, desde allí puede contemplarse el barranco de la Estiva.


CASTEJÓN DE MONEGROS

Ya vencida la sierra, Castejón constituye el reencuentro con la llanura, al pie del monte donde se levanta la ermita de la patrona, un sugestivo edificio con trazas de castillo árabe. Son tierras de trigo y pan, donde sólo crece algún que otro árbol para confirmar la excepción. Dos culturas, la románica y la musulmana, ejercieron su influencia dominante en la villa. Destacan las numerosas ermitas y los edificios nobles de piedra, más que los ladrillos y el tapial. El templo está dedicado a Nuestra Señora de la Candelaria. De todo el conjunto de sus casas sobresale casa Buil, en cuyo interior se atesora un interesante retablo del siglo XV.


AYUNTAMIENTO DE SARIÑENA - Plaza España, 1 - 22200 Sariñena (Huesca) Tel. 974 570 900 - Fax: 974 571 190 - aytosarinena@monegros.net


Siguenos en: Agreganos a tus RSS
  • Diputación de Huesca

AYUNTAMIENTO DE SARIÑENA - Plaza España, 1 - 22200 Sariñena (Huesca) Tel. 974 570 900 - Fax: 974 571 190 - aytosarinena@monegros.net