Ruta General

Compartir
Vota:
Perdiguera - Leciñena - Alcubierre - Lanaja - Excavaciones Arqueológicas - Pallaruelo de Monegros - La Almolda - Bujaraloz - Castejón de Monegros - Pallaruelo de Monegros - Villanueva de Sijena - Candasnos - Sariñena

PERDIGUERA

En la lejanía se alza el Monte Oscuro, uno de los más altos de la sierra, con 822 m. de altitud. El caserío está dominado por la iglesia gótica dedicada a Ntra. Sra. de la Asunción, del s. XVI, cuya dedicación nos habla de la devoción de nuestras poblaciones agrícolas a la Virgen de Agosto.

La traza consta de una sola nave, con tres tramos, cabecera poligonal y bóveda de crucería estrellada. A los pies de la bóveda tiene capillas en los contrafuertes. Su torre se levanta maciza y gallarda, siendo ésta de ladrillo y tapial. La planta de la iglesia es cuadrada con tres cuerpos; en su interior existe un retablo de la segunda mitad del s. XVI realizado por autores conocidos como Jacques de Beranga (dorador) y Martín Tapia (pintor), aparte de otros del mismo siglo y del siguiente.


LECIÑENA

A sólo 5 kms. de Perdiguera se encuentra esta población, cuna del pintor Marín Bagüés. Su parroquia es de la misma época y tiene la misma advocación y forma arquitectónica que la de Perdiguera, aunque ésta añade columnas sustentadas y reforzadas por muros entre contrafuertes. Su torre mudéjar es de planta cuadrada y dos cuerpos. No hace muchos años se llevó un retablo del s. XVII procedente de la iglesia de San Andrés de Zaragoza.

Siguiendo nuestra ruta encontraremos en las afueras y en la cumbre de uno de sus montes la ermita de la Virgen de Magallón, a la que se le reza cantando seguidillas en las que se describe el gozo de las gentes del pueblo cuando la "Virgen vino por aquel cerro" huyendo de actos sacrílegos en Magallón, su lugar de origen, en la ermita de Santa María de la Huerta.

Asciende la carretera hasta el collado de la sierra Alta, entre el puig Ladrón y la Artica, y con el pico de San Caprasio a la distancia.

Traspuesto el collado, situado justamente en el límite de las provincias de Zaragoza y Huesca, se desciende hasta la artificial ría de agua del canal de los Monegros, que riega una amplia zonas, y las naturales del Flumen y el Isuela en Sariñena, que bajan de las tierras altas de Huesca y cierran la seca comarca por el norte.


ALCUBIERRE

Desde Leciñena el recorrido se hará hacia el este y pronto comenzarán los Pirineos a prestar, en la lejanía, un fondo épico azul y blanco, como contrapunto a las tierras secas durante tantos siglos, y de reciente, fertilizadas por los nuevos regadíos de la zona del Flumen.

El pueblo, que conserva una cierta traza del caserío medieval, fue señorío de los condes de Sástago. Entre la historia y los romances está la vida del bandido apodado "Cucaracha", tristemente famoso en la comarca. La Iglesia parroquial ha perdido cuanto había en su interior, aunque fue restaurada su arquitectura del s. XVII con un bello campanario mudéjar de tres cuerpos.

LANAJA

Ya en el límite de los Monegros, con paisajes de llanura hasta los que ha llegado el agua para regar, tiene de vecinos a pueblos como Cantalobos, Orillena y San Juan de Flumen.

Las construcciones, supuestamente, son base de fortificaciones árabes. La iglesia, dedicada a la Asunción de la Virgen, es excepcionalmente gótica de sillería. Una importante escuela de pintura ha sido conocida como la del Maestro de Lanaja. Data del s. XV y está sujeta a normas del gótico internacional. La iglesia se unía por un túnel, según tradición del pueblo, con las fortificaciones del cerrillo que lo domina.


EXCAVACIONES ARQUEOLÓGICAS

En ROBRES, yacimiento ibérico del Castillazo, situado en las inmediaciones del lugar. Esta localidad tiene también su iglesia parroquial dedicada a la Virgen de los Dolores, de estilo neoclásico, en la cual destacan su baldaquino del altar mayor y unos restos de pinturas de estilo árabe en los muros.

En ALBERUELA DE TUBO, excavaciones arqueológicas cuyos restos están expuestos en el Museo Provincial de Huesca. Podremos admirar su iglesia parroquial de una nave, claro ejemplo del gótico aragonés en los Monegros.

LALUEZA, con restos eneolíticos situados en la llamada Torre del Villar.

PALLARUELO DE MONEGROS

Desde Lanaja, podremos llegar a esta población por la Cartuja de las Fuentes, importante fundación del s. XVI realizada por la Casa de Sástago y desmantelada en la época de la desamortización. Se trasladaron una parte de sus pinturas a la parroquia del Salvador de Sariñena, donde desaparecieron durante la Guerra Civil.



LA ALMOLDA

Sobre un cerro cercano, rodeada de pinos, está la ermita de Santa Quiteria, y cerca de ella la de San Antonio, que data del s. XVIII, junto al antiguo cementerio.

BUJARALOZ

Esta villa está sentada sobre una capa de agua salobre, situada a menos de dos metros de profundidad, con balsas abundantes en el término. Bujaraloz es cruce de todos los caminos de los Monegros desde la época romana. El caserío, en consonancia con la zona, es de calles anchas y en llano.

Además de los edificios religiosos, hay un monumento dedicado a Martín Cortés, hijo del pueblo. En la plaza del mismo están las escuelas dedicadas a Pío Beltrán, nacido también en Bujaraloz.


CASTEJÓN DE MONEGROS

En la provincia de Huesca. El poblado se tiende en la ladera de un cerro coronado por un castillo de principios del s. XIII. Es el único lugar de los Monegros donde se conoció un manantial, aparte del de la Val de la Fuen en Bujaraloz.

El caserío guarda cierto aire medieval, casonas del renacimiento aragonés y la iglesia de una nave, el siglo XV, muestra de un precioso retablo atribuido al artista Miguel Ximénez. La casa Buil, caserío de la época, posee un retablillo de esmaltes de Daroca.


PALLARUELO DE MONEGROS

Siguiente pueblo en el camino, posee una importante iglesia parroquial que data de 1256. Fue construida por un importante arquitecto llamado Arnaldo Vidal de Almenar, y en ella existe un retablo de finales del s. XV, realizado por Martín de Soria.


VILLANUEVA DE SIJENA

Aquí se encuentra el famoso monasterio de Sijena a la orilla izquierda de Alcanadre. La arquitectura del monasterio es románica. Su escueta portada cisterciense, con sencillas arquivoltas y los parámetros de sillería, se combinan con la gracia del claustro, al que se abre la iglesia con planta de cruz latina y dos ábsides semicirculares, estando en el panteón en el sitio del tercero.

Los Llanos de las Menorcas y de Cardiel a un lado y a otro de la carretera general, apenas son advertidos por los apresurados viajeros; sin embargo, es uno de los altos en el camino que deberían realizarse por la sinfonía de colores y olores de estas tierras nuestras.


CANDASNOS

Extraño nombre para un pueblo que tuvo un monumento sepulcral romano del que todavía se pueden ver los sillares. Desde aquí cruzaba hacia el sudoeste el "camino de los Fierros" o vía romana.

Una calzada romana que atravesaba la zona monegrina entre los ríos Cinca y Ebro, no sólo documenta la antigua ocupación y tránsito entre Candasnos, Bujaraloz y la Val de Velilla, sino que ha dejado topónimos, instalaciones y hasta noticias legendarias. Se conocen piedras miliarias que marcaban las distancias, balsas que aprovisionaban a los viandantes y restos de mansiones que facilitarían el descanso y cambio de tiros.

La vía romana que nos interesa salía de Lérida para atravesar el Cinca más abajo de Torrente, subía después la escarpada ladera de este río buscando el actual San Salvador de Torrente, para llegar hasta el despoblado de Cardiel y Candasnos; cerca de Cardiel se recogió empotrado en una pared un fragmento miliario augusteo. La actual carretera de Zaragoza a Barcelona se superpone casi a la vía romana entre Candasnos y Peñalba, y entre este lugar y la Val Cardosa. Desde aquí la carretera lleva directamente a Bujaraloz, y el camino antiguo atraviesa su término, el de Sástago, y llega a Velilla por la Val de su nombre y el norte del pueblo.

Se han localizado monedas imperiales en todo el término de Bujaraloz. Se le llama en el lugar "camino de los Fierros". Este tramo de camino fue destruido para aprovechar las piedras en la carretera de Bujaraloz a Caspe y a Sástago, aunque quedó intacto el ramal de la Balsa Buena, y muchos restos en los que los 25 pies de ancho de la calzada primitiva han sido reducidos al de un carro, por ocupación de las márgenes por los campos vecinos.

SARIÑENA

Capital de los Monegros Oscenses, su historia se remonta al menos hasta el Eneolítico. Es fundación romana a juzgar por el topónimo terminado en -ena, que denota una villa o fundo agrícola.

Al estar la villa muy cerca de Sesa, los árabes la tomaron como posición estratégica. Así, estuvo amurallada para la defensa y fue sotada con la multitud de acequias que proporcionaban a sus habitantes agua para la subsistencia.

Después de ser conquistada por los árabes y reconquistada de nuevo para la cristiandad en varias ocasiones, Pedro I, en 1372, la hizo villa de realengo, concediéndole la celebración de ferias y mercados que alcanzarían fama hasta nuestros tiempos para el ganado mular.La iglesia parroquial del Salvador, en la plaza del mismo nombre, conserva imágenes y ornamentos (además del mobiliario) del desaparecido monasterio de las Fuentes. Destaca la imagen románica de la Virgen titular. Por la carretera de Fraga se llega a la acequia del Molino. Hay que seguir la ruta para alcanzar el río Alcanadre, al encuentro del Camino de Santiago que lleva a la ermita del apóstol.
Esta bella construcción románica se levanta sobre el río y el barranco del Gallo, cerca de los restos de un puente medieval por el que accedían los peregrinos. Cada 15 de mayo, el pueblo entero marcha hacia la pequeña ermita en romería; aunque ahora, es San Isidro Labrador el que lleva casi todos los honores y prebendas.

No podemos olvidar el atractivo ecológico que representa la laguna de Sariñena, antaño de aguas salobres, reemplazadas por el paso de los tiempos con las procedentes de los nuevos regadíos y convertidas en "aguas dulces".

Punto de reunión de multitud de especies de aves e insectos, está considerada como la segunda zona húmeda de Aragón.




AYUNTAMIENTO DE SARIÑENA - Plaza España, 1 - 22200 Sariñena (Huesca) Tel. 974 570 900 - Fax: 974 571 190 - aytosarinena@monegros.net


Siguenos en: Agreganos a tus RSS
  • Diputación de Huesca

AYUNTAMIENTO DE SARIÑENA - Plaza España, 1 - 22200 Sariñena (Huesca) Tel. 974 570 900 - Fax: 974 571 190 - aytosarinena@monegros.net